El entorno empresarial actual y la postura de las empresas ante los sistemas

El entorno actual está cambiando.  Las empresas lo saben. La postura que deben tomar ha de ser proactiva. Los sistemas y las TIC son una herramienta para ello…

 
Los hechos que más influencia pueden tener en la reconsideración por parte de las empresas de sus sistemas de información, se pueden agrupar en tres grandes bloques:

  • Los cambios hacia una economía global y sus consecuencias (competencia global, cambios en los mercados, liberalización y nuevos marcos de regulación, escenarios de menor “proteccionismo”, etc.).

Esta situación introduce nuevos requerimientos en los sistemas de información para dotar a la organización de habilidad para operar globalmente en marcos internacionales:

    • Mayor capacidad de comunicación
    • Mayor capacidad analítica
    • Presencia 24 x 7, apoyada en tecnologías consolidadas y emergentes (mayor uso de internet, comercio electrónico, etc.).
  • La transformación de las propias economías y sociedades industriales hacia economías y sociedades basadas en la información y el conocimiento y, como consecuencia de ello, nuevos cambios significativos (mayor peso o importancia de los servicios, desarrollo de nuevos productos o servicios e, incluso, separación organizacional y geográfica de los entornos de producción y servicio, anteriormente ligados).

Adicionalmente, la organización se puede ver obligada a reforzarse mediante estrategias de adquisición, fusión o nuevas alianzas.

Como consecuencia de ello, los sistemas de información deberán ser adaptados a la posible nueva situación:

    • Permitiendo la separación de procesos y, en su caso, la centralización, distribución o externalización de los mismos.
    • Soportando las posibles reubicaciones de recursos.
    • Soportando la “organización sin fronteras” y el equipo de trabajo “virtual”.
  • La necesidad de transformación o evolución de la propia empresa u organización (cambios estructurales u organizativos, como pueda ser la “orientación al procesos”; cambios en la demanda, que sugieren o conllevan la “orientación al cliente”; cambios en la filosofía de desarrollo, más orientada a la innovación y a la mejora continua).

Este nuevo escenario impone también requerimientos tanto en los sistemas como en las características de la información que éstos proporcionan:

    • Eficacia en la administración y provisión de la información, bajo criterios de agilidad, adaptabilidad y rapidez de respuesta.
    • Oportunidad y disponibilidad de la propia información, como vehículo de adaptación al entorno cambiante, detección de amenazas e identificación de oportunidades.
    • Diseño de los sistemas y de la estructura de información acordes a la nueva filosofía “client-centric”, modelos de conocimiento del cliente y utilidades de soporte a la integración del cliente en la cadena de valor.
NGE, SIG, , Permalink

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>